Actualidad
Luz para Benín
El pasado mes de junio, el cónsul honorario de España en Benín, Claude Karam; los representantes de la ONG Mensajeros de la Paz, Blanca Díez Peña y Florent Kouduro; los de la Fundación Salvador Soler, Ramiro Viñuales Ferreiro y Marta Santiago Mora; y de Fundación Recover. Hospitales para África, Ángela Sevillano García, se desplazaron hasta Fô-Narerou-Buko, un remoto lugar perteneciente a la comuna de Sinendé, en el noroeste de Benín, África, para inaugurar dos campos de placas solares que abastecerán de luz a más de 6.000 habitantes de la zona. 
No es el primer proyecto de este tipo que se pone en marcha en la región, que ya cuenta con cinco similares. Todo empezó en el año 1996, cuando el misionero Juan Pablo López Mendía fue destinado a la parroquia que su diócesis, Calahorra y La Calzada-Logroño, tiene en Fô-Bouré, la capital del reino.

En la misión tenían un generador eléctrico gracias al cual gozaban de electricidad y podía bombear agua desde el pozo a la casa. Este lujo, en mitad del árido clima que rodea al recinto, hizo que López se preguntase por qué él podía disfrutar de estos privilegios mientras que el resto de la población no. Junto con sus compañeros y los lugareños se planteó cómo cambiar la situación. El objetivo principal era traer la luz a todos los habitantes de la zona. Lo complejo era cómo lograrlo.

López ha tenido varios compañeros que le han acompañado en su actividad, pero todos han regresado a España, hasta que en 2011 llegó Rafael Quirós Gracián, sacerdote de la diócesis de Barbastro-Monzón. Desde entonces los dos trabajan juntos.

El primer proyecto fue la electrificación del centro de salud de las religiosas que viven en Fô-Bouré, financiado por la Fundación Energías sin Fronteras. Con el dinero sobrante, se pusieron 24 farolas en las calles de la población. Todo un hito. Ahora son muchas más y se han extendido por todos los pueblos de la zona. Gracias a una placa solar, a una lámpara LED y a una batería en su interior, iluminan las calles de las distintas aldeas.

Posteriormente, se plantearon la búsqueda de acuíferos, la excavación de pozos y su sellado y el establecimiento de fuentes donde se consigue agua limpia para el consumo humano, así como la construcción de depósitos con bombas solares. Finalmente, llegaron los campos de placas solares que permiten llevar la luz a todas las casas que lo soliciten.

Jóvenes de la zona han sido formados como fontaneros, electricistas o técnicos de energía fotovoltaica y ellos se responsabilizan de que todo el programa funcione, de reparar las averías y de cobrar los recibos cada mes.

Según el Banco Mundial, solo el 38,4% de los benineses tiene acceso a la electricidad. Incluso estos privilegiados, que se concentran en las grandes ciudades del país, se ven afectados por los continuos y prolongados cortes de luz. Como suele ser habitual en estas situaciones, las zonas rurales son las más abandonadas. La pobreza energética, entre otras muchas cosas, es responsable de que la vida de las personas sea mucho más dura y de que el país no despegue industrialmente.

López comenta que la llegada de la luz supuso cambios significativos en la zona. El primero fue el de la seguridad: ahora se puede caminar de noche por las calles sin ningún miedo. "Los robos han disminuido considerablemente", afirma el misionero. Las farolas, además, se convirtieron en el centro de la vida nocturna de los pueblos, bajo las cuales se agrupa la población. La iluminación es aprovechada por mujeres que venden comida, jóvenes que juegan o alumnos que estudian.

En un paso más allá para llevar la luz hasta las casas, surgió la idea de los campos de paneles solares. El primero se implantó en Fô-Bouré. Las familias que lo requieran pueden tener diversas bombillas y un enchufe en sus hogares. Gracias a un contador saben lo que consumen y, cada mes, los encargados del servicio pasan a cobrar. Con este dinero se pagan los sueldos de los trabajadores y se pueden reparar las averías del sistema.

La comitiva que ha visitado Fô-Narerou-Buko ha inaugurado el cuarto de estos campos, en el que se encuentran varias filas de paneles solares protegidos por una valla metálica y una caseta donde se guardan las baterías y los transformadores de la electricidad. 

Una vez concluido este acto en Fô-Nareou-Buko, la comitiva se ha dirigido a Fô-Sakarou, otro pueblo cercano, para inaugurar el quinto campo solar que, en esta ocasión, está financiado por Manos Unidas y el Gobierno de La Rioja.

Junto a la planta solar de Fô-Bouré, ha surgido una especie de polígono industrial que acoge a varias cooperativas de mujeres y jóvenes que, gracias a la electricidad han establecido, además de la producción del aceite de karité, molinos para moler cereales, empresas de construcción de cocinas –un cilindro metálico con arcilla que conserva el calor y ahorra mucho carbón–, de soldadura o de carpintería, entre otras. Grupos de mujeres se han organizado para poder obtener unos ingresos, mediante la luz.

Asimismo, la electricidad que llega a las casas ha permitido la creación de muchos negocios en los pueblos. Entre otros, destacan los bares o tiendas, que venden electrodomésticos como frigoríficos, ventiladores o televisores, que hacen la vida de las personas más fácil.

En estos 20 años, la parroquia de Fô-Bouré ha mejorado la vida de las personas que viven en esta apartada región de Benín gracias al apoyo de numerosas personas y asociaciones españolas. Por esa razón a López le gusta subrayar que "la energía ni se crea ni se destruye, solo se comparte".
ETIQUETAS ENERGÍAS RENOVABLES, SOSTENIBILIDAD, PROYECTOS, PLACAS SOLARES, MEDIO AMBIENTE, ONGs, MENSAJEROS DE LA PAZ, GOBIERNO DE LA RIOJA, MANOS UNIDAS, FUNDACION SALVADOR SOLER, FUNDACION RECOVER HOSPITALES PARA AFRICA, BENIN, LUZ, ICANDELA
Write your comment Write your comment
Has de copiar en el campo de texto los 6 carácteres, del 0 al 9 i de la A a la F
* Campos obligatorios
LOCALIZACIÓN
BUSCADOR
VÍDEOS DESTACADOS
Light + Building 2018: "Conectado – Seguro – Confortable"
Del 18 al 23 de marzo de 2018, Fráncfort del Meno (Alemania) volverá a iluminarse con motivo de Light + Building 2018, la mayor feria mundial de iluminación y tecnología de edificios soluciones inteligentes y conectadas.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
DIRECTORIO de empresas
Si tienes una empresa del sector de la iluminación, la arquitectura o el interiorismo y quieres formar parte del directorio de iCandela.com, haz click en el siguiente enlace 1Registre su empresa 2Recibirá un email de confirmación 3Gestione su cuenta
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y mostrarle publicidad y contenidos de su interés. Al continuar navegando, consideramos que acepta su uso. Más información
REVISTA:
REVISTA